PALABRA DE GURÚ: "Fantasía de ruina"

Domingo, 05 Noviembre 2017 15:13 Publicado en Opinión Visto 393 veces
No se maree cuando sepa lo que gana un diputado o un senador. No se maree cuando sepa lo que gana un diputado o un senador. elgong

…el servicio público se parece mucho a  una pastilla de cianuro, cuya ingesta  requiere evaluar  con la mayor atención posible.

Por, Benjamín Vogel Mast ( Don Jubilón).-

Recuerdo que estando bajoneado,  alguien me subió el ánimo con esta frase magistral: "no te dejes dominar por la "fantasía de ruina".  En estos tiempos deben sufrirla de verdad los candidatos a  señores políticos, cuando debutan o  intentan " repetirse los espárragos". La cosa empezará con un simple insomnio, luego de recibir desde el partido las noticias "que estamos bajos en las encuestas ";  o peor, "que estamos estancados" ;  y no queda otro recurso  que "mover los palillos en la calle" . Entonces  recuerda la sombría actividad  del  " puerta a puerta", donde aquella ruina se convierte en realidad. Había soñado tanto ...y, justo cuando correspondía  alcanzar el cielo,  le ocurre esto de andar con el moco gacho. Ahora, cuando escasean las "palomas"  en las calles, le resulta palpable  que la bolsa política está a la baja.  En todo caso anímese,  porque en este singular sorteo siempre alguien gana. 

 

Entonces recibe las  otras malas noticias, que  transmite en ráfaga el Jefe de Campaña: "Ahora todo es más complicado... y tenís que rascarte con tus propias uñitas".  " Olvídate de las boletas o facturas ideológicamente falsas" ... y, a las pérdidas , "inicia de inmediato una lista para captar  ofrendas cantantes de amigos o parientes".   "La política se ha vuelto una profesión tremendamente compleja...", pontifica.  Y finaliza   sin anestesia:  "Hasta te pueden mandar a la " capacha" - huachito - si ayudas a empresas en faenas legislativas, a cambio  de un incentivo bajo cuerda".  Y como se queda mirando boquiabierto, el Jefe de Campaña le enciende una luz parpadeante en el fondo del túnel : lo último sería arriesgar el pellejo en alguna municipalidad contactando a "padrinos" que tienen línea directa con el Alcalde. Y esto se lo dicen poniendo el dorso de su mano izquierda o derecha  sobre la boca, gesto que sólo ahonda su creciente  ruina" política.

En último término el servicio público se parece mucho a  una pastilla de cianuro, cuya ingesta  requiere evaluar  con la mayor atención posible. En primer lugar,  verificar si tiene vocación real para este "sacrificio". Hablamos de convertirlo en una profesión que parte siendo usted un buen alumno en la primaria, secundaria y universidad. Desconfíe de su aptitud si fue un estudiante "porro", si prefiere andar encapuchado o  le encanta orquestar  funas.   No se maree cuando sepa lo que gana un diputado o un senador. Recuerde que es un trabajo  muy sacrificado y está expuesto de por vida al escrutinio público o a la simple puñalada por la espalda. La última recomendación es confesarse  consigo mismo todos los días y empezar a cumplir sin alargues los Diez Mandamientos. Todos. En suma,  no se engañe cuando le toque enfrentar su primera  " fantasía de ruina" que le hará ver  su verdadero tonelaje.  En fin, tómelo como experiencia de vida, pues  aplica igual en las quiebras  de negocios, del amor o en la catástrofe de la vejez.

He dicho.

 

 

Deja un comentario