7 consejos para mantener una dieta saludable frente al Coronavirus

dieta saludable frente al Coronavirus. 0

Cada vez más personas en todo el mundo se ven obligadas a quedarse en casa, a medida que los países responden a la pandemia de COVID-19. La forma en que este nuevo coronavirus ha transformado la forma en que vivimos, trabajamos y nos mantenemos entretenidos se siente, para mí, irreal.

Así que, estos consejos de los expertos en nutrición del Programa Mundial de Alimentos (PMA), tanto para fortalecernos como para usar este momento como una oportunidad para cambiar a una dieta saludable frente al Coronavirus.

1. Hidratarse, hidratarse

El cuerpo está hecho de alrededor del 75 por ciento de agua. La recomendación habitual es de ocho vasos de líquido al día. Como somos menos activos durante los encierros, y puede que no tengamos tanta sed, es importante establecer recordatorios regulares para asegurarnos de que estamos hidratando nuestro cuerpo.

Para dar sabor y nutrientes adicionales, añada rodajas de pepino, limón o naranja al humilde vaso de agua. Evite las bebidas azucaradas como los refrescos y las gaseosas debido a su alto contenido de azúcar.

2. Ir a los alimentos

Hay alimentos son esenciales para la energía, lo que es crucial para pensar, trabajar y evitar las enfermedades – piense en los alimentos básicos como el arroz, la pasta, el pan y los cultivos de raíces. Elige cosas como el pan integral y el arroz de grano mixto, que liberan la energía más lentamente, alimentándote durante más tiempo y ayudando a mantener tú peso.

3. Crecer los alimentos

Estos ayudan al crecimiento físico, especialmente para los niños. Los alimentos de crecimiento reconstruyen tu cuerpo cuando estás enfermo o tienes una infección. A menudo se requieren en pequeñas cantidades, pero son esenciales para ser consumidos diariamente.

Estos incluyen la carne, el pescado, los huevos, la leche y otros productos lácteos como el queso y el yogur. Vale la pena comprar leche UHT y otros productos lácteos que tienen una larga vida útil y congelar la carne y el pescado.

Dependiendo de la fecha de caducidad, los huevos se pueden mantener en la nevera hasta tres semanas desde el momento de la compra. Los huevos son una buena fuente de proteínas bajas en grasa y una gama de vitaminas.

Limite el consumo de carne enlatada porque suele tener un alto contenido de sal y grasa. El atún enlatado es una alternativa más saludable. Las fuentes de proteínas de origen vegetal, como las lentejas y los frijoles, tienen una larga vida útil y son ricas en vitaminas y minerales. Enjuague bien los alimentos secos antes de cocinarlos.

4. Alimentos GLOW

Estos aseguran que el cuerpo funcione bien, ayudan a proteger el cuerpo de enfermedades y a combatir las enfermedades. Todos los alimentos tienen algunas vitaminas y minerales, pero las frutas y verduras de colores son generalmente ricas en vitaminas y antioxidantes.

Construye un plato colorido con:

Frutas y verduras verdes: brócoli, espinacas, col, lechuga, coles de Bruselas, judías verdes, pepinos, calabacín, guisantes, pimiento verde, manzanas verdes, kiwi, uvas verdes, lima, aguacate.

Frutas y verduras anaranjadas y amarillas: zanahorias, calabaza, maíz dulce, batata, pimiento amarillo, tomates amarillos, manzanas amarillas, albaricoques, naranjas, pomelos, melocotones, mangos, papaya, peras, piña.

Frutas y verduras rojas: tomates, rábanos, col roja, remolacha, uvas rojas, fresas, sandía, cerezas, frambuesas, granadas, arándanos, manzanas rojas.

Frutas y verduras azules y moradas: berenjenas, col morada, patatas moradas, moras, arándanos, uvas moradas, ciruelas, pasas, higos.

Frutas y verduras en conserva: ya sean enlatadas, congeladas, secas o fermentadas/en escabeche, son una gran fuente alternativa cuando las frutas y verduras frescas son difíciles de encontrar debido a la estacionalidad o si no se pueden comprar diariamente.

5. Alimentos y suplementos fortificados

Según su situación, es posible que se necesiten alimentos fortificados y suplementos o que se combinen con las comidas para suministrar los nutrientes necesarios, especialmente en contextos en que las dietas son de mala calidad y de cantidad limitada debido a la inseguridad alimentaria.

6. Ejercicio

¡No te olvides de hacer algo de actividad física! La Organización Mundial de la Salud recomienda 30 minutos de actividad física al día para los adultos, y una hora al día para los niños. Si está permitido, salgan a caminar o a correr, manteniendo una distancia segura de los demás. Si no puedes salir de casa, busca un video de ejercicios en línea, baila con música, haz algo de yoga o sube y baja las escaleras.

7. NO alimentos – lo que hay que evitar

Los alimentos con alto contenido de grasa, azúcar y sal (alimentos muy procesados) no se consideran parte de una dieta saludable. Es particularmente importante en este momento evitar estos alimentos, ya que no proporcionan ningún beneficio nutricional.

Deja un comentario