Educación Chile; ¿A distancia o presenciales?

educacion chile

La mayoría de los apoderados según los últimos índices, no comparten la idea de enviar a sus hijos a clases antes que exista una vacuna contra la Covid-19 en Chile.

La encuesta realizada por Educación 2020 e Ipsos asegura en el  sondeo –en que participaron 5.660 actores, incluyendo estudiantes, apoderados, docentes y equipos directivos, de 937 establecimientos educacionales–  que el 85% de los apoderados señala que «independiente de las cifras de contagio, prefiere continuar con la educación a distancia por lo menos el resto de este año».

Dentro de las mismas cifras “cuatro de cada cinco (el 81%) afirma que «solo enviará a sus hijos a clases presenciales cuando se encuentre una vacuna o una solución para el coronavirus».  Solo el 8% dice que llevaría a sus hijos a clases «si el Gobierno así lo decide». 

Opiniones de la encuesta

Algunos representantes expresan que de momento enviar a sus hijos a las escuelas  es una medida  peligrosa para niños, niñas y adolescentes.

“No lo veo posible. El virus todavía está en la calle y la gran mayoría de los colegios públicos no garantizan la seguridad higiénica de los alumnos”, dicen.

Mientras tanto en los colegios pagados, un tercio de los encuestados (34%) indica que «si el establecimiento toma las medidas sanitarias que indiquen las autoridades, enviaría a sus hijos a clases presenciales»; y el 23% haría lo mismo «si el Gobierno así lo determina». 

En ese sentido (86%) de los apoderados espera «se continúe con el año escolar, aun siendo a distancia«. 

Con respecto a los docentes el 64% dice sentirse «asustado» de volver a clases presenciales.

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, dijo en su momento que el retorno a clases se hará “en la medida en que las condiciones sanitarias lo permitan”. 

La enfermedad ha demostrado que son los adultos los más afectados, pero los niños, que en su mayoría son asintomáticos, pueden llevar el virus a casa.

Niños y adolescentes de comunidades negras, hispanas/latinas, indígenas estadounidenses y nativas de Alaska, además de  familias de bajos recursos, han sido los más afectados por la pandemia.  Uno de cada 5 adolescentes no puede hacer sus estudios en casa debido a que no tienen un computador (ordenador) o conexión de internet.

Medidas que pueden ayudar de volver a clases

Que pueden hacer las escuelas para mantenerse  seguros y prevenir la propagación del COVID-19  si retornan las clases presenciales en Chile:

El distanciamiento físico es lo primordial, permanecer por lo menos a 6 pies (2 metros) de distancia entre los estudiantes en aula. Sin embargo, separar los pupitres (escritorios) por lo menos a 3 pies (1 metro) de distancia y evitar contacto cercano. Los estudiantes deben  cubrir la boca y nariz con tapabocas si no tienen síntomas de enfermedad y de presentar algún malestar o alta temperatura aislar y llamar a su responsable. 

Los maestros y el personal,  deben mantenerse a una distancia de 2 metros entre sí y de los estudiantes lo más posible. Los profesores y el personal también deben usar cubiertas de tela para la cara y deben limitar reuniones en persona con otros adultos.

Los estudiantes también deben disponer de suficiente espacio para mantenerse a distancia durante el ejercicio y otras actividades como el canto/coros.

Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón es importante para todos.   

Dejar que los estudiantes almuercen en los pupitres o en grupos pequeños al aire libre en lugar de comedores abarrotados/concurridos.

Dejar las puertas de los salones de clases abiertas para ayudar a evitar el uso de las perillas y superficies de alto contacto, son otras de las alternativas propuestas.

Deja un comentario