Las mejores enseñanzas y moralejas que ha dejado Esopo en sus fábulas

Las fábulas son cortas y sencillas, con un gran contenido y una moraleja muy importante para entender mejor la vida. De todas las fábulas que han formado parte de la enseñanza de generaciones a lo largo del tiempo, las de Esopo han sido parte del aprendizaje de muchas personas, y siguen siendo importantes para las generaciones actuales y futuras.

¿Quién fue Esopo y por qué son importantes sus fábulas?

Es muy poco probable que no conozcas las fábulas de Esopo, ya que han sido parte de la enseñanza y el boca a boca durante miles de años. Y es que según la historia, Esopo fue un fabulista que vivió en la Grecia Antigua cerca del año 600 antes de Cristo, y gracias a sus fábulas, ha logrado un lugar exclusivo dentro del mundo de los cuentos cortos y los relatos infantiles.

Se sabe que a lo largo del tiempo muchos escritores han tomado las ideas de Esopo para reescribir este tipo de fábulas con la misma estructura que este utilizaba, con narraciones cortas en las que se humanizan las conductas de los animales.

A lo largo de la historia, las fábulas de este escritor griego han sido tomadas como referencia en distintas disciplinas, como la filosofía, ya que se conoce que Sócrates y Platón, entre otros imprescindibles, han utilizado estos relatos en sus clases.

Con el paso del tiempo, la historia de Esopo ha ido cambiando, y en la actualidad incluso se duda acerca de su existencia. Lo cierto es que estas fábulas forman una parte fundamental de la vida de las personas, y son un tipo de aprendizaje que se sigue transmitiendo.

Aunque no todas hayan sido escritas por este autor de la Antigua Grecia, en la actualidad existen una gran cantidad de fábulas que se encuentran englobadas en el nombre de Esopo, y esto se refiere a que se tratan de fábulas con la misma estructura, que se utilizan como piezas fundamentales para la enseñanza moral de los más pequeños.

El legado de Esopo continúa vigente y en la actualidad se ha realizado una selección clásica, partiendo de las mejores ediciones críticas del repertorio al que se le adjudica su autoría.

En el mejor sitio de fábulas es posible encontrar los mejores relatos, para ofrecerles a los niños una gran diversión, lo que al mismo tiempo deja una gran enseñanza, como los que comentamos a continuación.

La cabra y el asno

Una de las más conocidas fábulas con moralejas de Esopo, relata la historia de estos dos animales que comían en el mismo establo. La cabra sentía envidia del asno y le aconsejó fingir una enfermedad para dejarse caer y descansar, a lo que el asno hizo caso.

Cuando llegó el veterinario a revisar al asno, dijo necesitar una infusión realizada con el pulmón de una cabra, por lo que la sacrifican para curar al asno. Así que la moraleja de esta increíble historia dice que en cualquier plan malévolo, la víctima será siempre el creador del plan.

El camello y Zeus

Se han escrito una gran cantidad de fábulas en las que se expresa que la envidia es un sentimiento negativo.

Este es uno de los casos en los que un camello sin cuernos siente envidia de un toro que sí los tiene, y para conseguir unos, le pide a Zeus que le regale un par de cuernos tan fuertes como los del toro.

A Zeus no le gusta la actitud del camello, que no conforme con su gran tamaño y fuerza, también quería los cuernos que la naturaleza no le había dado, por lo que no solamente no le otorgó esos cuernos como regalo, sino que además le cortó una parte de las orejas a modo de enseñanza.

La moraleja de esta historia es que solamente progresas con tu propio esfuerzo, y que en la vida no existe peor acompañante que la envidia.

La mula

Siempre hay que recordar de dónde venimos, como el caso de la mula, que quería creer que su padre era un caballo de carreras, y por lo tanto, ella iba a ser igual de veloz que su padre.

A la hora de correr, la mula no fue tan veloz como pensaba y perdió la carrera, cayendo en la cuenta de que en realidad su padre era un asno. Así que la moraleja es que siempre hay que respetar las raíces y reconocer las herencias.

Si buscas la mejor forma de transmitir una enseñanza moral a un niño, de forma que le ayude a crecer y tomar buenas decisiones, las fábulas de Esopo son imprescindibles

Deja un comentario