Nueva ley en Chile da luz verde a las mujeres para casarse recién divorciada

casarse recién divorciada-

La Cámara de Diputados de Chile aprobó el proyecto que facilita a las mujeres poder casarse recién divorciada. La aprobación en tercera discusión contó con 145 votos a favor.

Una ley que estaba desde el siglo XIX, fue actualizada puesto que la antigua definía un plazo de 270 días donde las mujeres no podían casarse en base a una «presunción de paternidad de los hijos que la mujer pudiera tener en su segundo matrimonio».

A construir una nueva vida

Para ser más específico, en Chile hay la ley decía que una vez dictado el divorcio, la mujer debería esperar 9 meses para poder contraer nuevas nupcias porque se presume que esa mujer pudiera estar embarazada. Y en el caso que esté embarazada, lo hacen para resguardar a los dos hombres», con la indignación propia de cualquier mujer que deseaba construir una nueva vida y se le hacía cuesta arriba.

A partir de ahora la nueva decisión jurídica establece que si una mujer contrae dos matrimonios de manera sucesiva, y da a luz a un niño después de celebrar la segunda nupcia, se presumirá que ese hijo sea del segundo marido.

La antigua ley buscaba evitar confusiones respecto a la paternidad de un hijo que pudiera nacer en ese plazo, además de velar por el interés superior del niño. 

Otro punto importante que destaca lo antiguamente establecido, era que la norma perteneciente al Código Civil, se dictó en tiempos en que la comprobación científica de paternidad de un hijo, era difícil antes de los nueve meses, por lo que se estableció esa restricción suponiendo que durante ese plazo, el progenitor siempre será el exmarido.

Opiniones

En el debate anterior sobre esta nueva ley, la senadora Luz Ebensperger (UDI) calificó la iniciativa como “un buen proyecto porque concuerda el derecho de las mujeres a no ser discriminada y el derecho de los niños a conocer a sus padres biológicos. Terminamos con una norma retrógrada que se aplicaba cuando no habían las pruebas de ADN”, dijo.

 “Han marchado las mujeres porque se las deje de violentar. Esta es otra forma de violencia como es el machismo. En esta sociedad aún se cree que los hombres pueden controlar la vida de sus parejas”, reseñó Marcela Sabat.

Por su parte, Yasna Provoste (DC) resaltó que el proyecto está en el marco de la agenda de género; “Esto es un resabio de la cultura patriarcal. Nuestro Código Civil establece impedimentos a las mujeres que quieren contraer un nuevo vínculo. Acá se corrige aquello”.

Desde inicios del siglo XX las mujeres han buscado el empoderamiento para obtener libertades civiles.

Ese dicho empoderamiento es importante por razones intrínsecas (por equidad y derechos humanos básicos) y porque existen datos y pruebas contundentes que indican que la igualdad de género de las mujeres son motores que sacan de la pobreza e impulsan la prosperidad económica y el desarrollo humano en general.

Deja un comentario