Vinculan al «Psicópata de Copiapó” en desaparición de otra adolescente en el 2019

Psicópata de Copiacó

El “Psicópata de Copiacó” ha sumado una serie de importantes  pruebas que lo señalan como autor intelectual y material de varios crímenes y las autoridades solo esperan la aparición del cuerpo de Catalina Álvarez, la adolescente de 16 años de edad que desapareció en junio del 2019 tras abordar un taxi.

Luego de perderse su rastro y por el cual fue acusado Hugo Pastén Espinoza, de 43 años, los familiares y la policía reiniciaron la búsqueda de la jovencita.

El conocido como el “Psicópata de Copiapó” se encuentra cumpliendo prisión preventiva luego de ser imputado por sustracción de menores y secuestro.

Los equipos de rescate en conjunto con la familia de la menor inspeccionan el desierto en busca de pistas para dar con el paradero de la joven.

Las labores de búsqueda se realizan en el lugar donde fue encontrado los restos de Marina Cabrera, una boliviana que fue atacada sexualmente y luego asesinada por el “psicópata de Copiapó”. 

Asesino serial

Tanya Aciares, de 14 años, fue la primera persona  reportada como desaparecida en diciembre de 2018, las investigaciones llegaron a determinar que el culpable de su desaparición era Hugo Pastén.

Luego pierden el rastro de otra víctima, Marina Cabrera de nacionalidad boliviana, la cual su familia no sabía de su paradero. Esta misma situación sufrió Catalina Álvarez, de quien se perdió el rastro el 23 de junio del  2019.

Dentro  de las investigaciones de la policía, encuentran el cadáver de Sussy Montalván, una peluquera transexual que murió durante el incendio que fue provocado, según las investigaciones posteriores. 

Asfixia por estrangulamiento”, determinaron los forenses sobre este caso y que la persona había fallecido antes del incendio. 

Cuando ubicaron el vehículo de la víctima que había sido robado, los uniformados encuentran una pista “cabello”.  Los investigadores unen piezas y comienzan a darle seguimiento al posible asesino.

Ya eran tres casos aseguraba la policía y empieza a hacer coincidir pruebas, más relatos y llegan a la conclusión de que el sospechoso que tenían manejaba un vehículo en la noche, específicamente un taxi.

A través de testigos logran verificar el carro que tomó Catalina la última vez que la vieron con vida y descubrieron que el conductor era Pastén.

Pastén Espinoza, tenía antecedentes por  violación, robo y secuestro, cuando fue investigado por la policía. 

Al momento de ubicar el colectivo que manejaba, fue sometió a pericias químicas y encontraron sangre al interior. Cuando comprueban que la sangre era de una de las victimas los investigadores procedieron a darle captura a Pastén.

Ya detenido el acusado entregó detalles y confesó haberse llevado a Catalina, pero su versión es que ella, producto de un accidente, había muerto. Que él no pudo hacer nada y la dejó botada. Una «historia» no creíble para los investigadores.

En ese sentido, el  tribunal de Garantía de la ciudad chilena de Copiapó dictó prisión preventiva al taxista como presunto responsable de la desaparición de tres jóvenes de la zona y del homicidio de una peluquera transexual.

El fiscal de la ciudad Christian González, aseguró que el Ministerio Público ha logrado reunir importantes pruebas que involucran a Hugo Pastén Espinoza  como el autor de los tres hechos.

“Este es un antecedente que se debe tener presente, los tres hechos están vinculados y son por los que la Fiscalía acusará y buscará las mayores sanciones penales en una audiencia de juicio oral a partir de la prueba científica, pericias sicológicas y otras de una alta complejidad que se han llevado a cabo”, dijo el fiscal el 11 de agosto de este año.

Deja un comentario