Gastar dinero: 5 sencillos trucos de una adicta a las compras en recuperación

Intentar reducir el gasto de dinero es un objetivo muy importante hoy en día. Cada vez más personas parecen estar interesadas en formas sencillas de reducir sus gastos y empezar a hacer economías. Hay muchas razones por las que la gente quiere reducir el despilfarro y aprender algunas habilidades para gestionar mejor su dinero. Tanto si quieren sentir que tienen seguridad financiera en caso de emergencia, como si quieren ahorrar para unas vacaciones o ya tienen en mente una gran compra que quieren hacer, ahorrar dinero nunca es una mala idea.

1. Ahorrar dinero es más fácil cuando se fija un objetivo desde el principio

Es interesante cómo tener algún tipo de propósito puede motivarnos. Intente encontrar un objetivo para el que quiera ahorrar ese dinero. Tal vez quiera añadir algo nuevo a su casa que le haga la vida más fácil y cómoda, necesite ropa nueva o algún tipo de entretenimiento como los videojuegos. En cualquier caso, debe ser algo que te guste y en lo que no te arrepientas de haber gastado el dinero. Incluso si al final cambias de opinión sobre ello, te mantendrá ilusionado en el camino.

2. Evita ir a los lugares en los que explotan tus tendencias de compra compulsiva

Si te pierdes en una tienda de ropa, comprando nuevos conjuntos innecesarios pero sabiendo muy bien que ya tienes un armario lleno de estas prendas, deja de ir a esos lugares si realmente no necesitas nada. No visitar estas tiendas significa que no tendrás la tentación de gastar una gran suma de dinero de un solo golpe. Como todos sabemos, gastar dinero es mucho más perjudicial cuando se hace de golpe.

3. Abstente de comprar cosas pequeñas e inútiles que veas en las tiendas pensando racionalmente

Lo sé, esto puede parecer difícil a primera vista, pero déjame explicarlo un poco. Cuando te encuentres pendiente de si debes o no comprar algo que definitivamente no está en tu lista de la compra, prueba a preguntarte primero: «¿Cuándo voy a usar esto realmente en el futuro? ¿Es algo a lo que voy a recurrir a menudo? ¿Tengo ya algo idéntico o similar en casa?»  Si encaja en esta descripción, deberías guardarlo y evitar gastar dinero.

4. Intenta evitar comer fuera

Investigando un poco, descubrí que gastar dinero suele estar relacionado con ir a restaurantes de lujo, o simplemente darse un capricho con comida basura. Hacerlo de vez en cuando está bien, pero también deberías intentar cocinar más para ti. Puedes encontrar algunas recetas fáciles y rápidas que te gusten y cambiarlas día a día.  O simplemente intenta cocinar tu plato favorito en casa. ¡Puede que incluso descubras una nueva afición!

5. Sé realista con el precio de los productos

Este era el error que cometía al comprar en tiendas de lujo, teniendo en cuenta que pueden tener un precio excesivo. Si necesitas comprar alguna cosa, pregúntate si realmente deberías gastar dinero en ella. ¿Puede quizá encontrar una alternativa mejor por un precio más bajo en otra tienda? No te dejes engañar por su bonito diseño. Intenta visitar primero otros lugares y ver si puedes encontrar el mismo artículo por un precio que pueda parecer más cercano a la realidad.

Hagas lo que hagas, recuerda que ahorrar puede ser difícil al principio, ya que el gasto de dinero es inminente. Es un viaje difícil en el que tienes que estar constantemente concentrado en tu objetivo. Así que ten paciencia contigo mismo y no te rindas ante el primer obstáculo.

Deja un comentario