Nuevo proyecto de ley en Chile busca prohibir uniformes escolares a partir del próximo año

uniformes escolares

La diputada Cristina Girardi intentará prohibir a través de un proyecto la obligación en el uso de uniformes escolares en todo Chile en el 2021, como medida para evitar gastos, en el marco de la pandemia.

La legisladora dijo que “esto básicamente es para no imponer a las familias una carga económica adicional a las que se tendrán cuando salgamos de esta pandemia».

Además el proyecto indica que “en ningún caso se podrá prohibir el ingreso o permanencia del estudiante al establecimiento por no cumplir con el uniforme escolar”.

El artículo primero transitorio, estipula que “publicada la presente ley en el diario oficial, los establecimientos educacionales deberán adecuar sus reglamentos internos en el plazo de un mes” y a partir de 2022 serán las propias comunidades escolares las que decidirán la vestimenta que usarán sus estudiantes.

Cabe resaltar que el gasto promedio mensual de los hogares de las capitales regionales estimado corresponde a $1.121.925, el cual se reparte para cubrir distintas necesidades de los hogares y el promedio de gastos en educación en Chile bordea los 70 mil pesos.

Su costo promedio puede variar entre los 25.000 pesos hasta los 53.000 pesos, dependiendo tanto del lugar donde se compre, como del colegio en uniformes escolares.

Girardi aseguró que el proyecto está siendo apoyado por otros congresistas, entre ellos (Juan Santana (PS), Rodrigo González (PPD), Camila Vallejo (PC), Camila Rojas (Comunes) y Florcita Alarcón (PH)).

«Sabemos que esta pandemia ha generado un impacto brutal en término de pérdida de trabajo, disminución de los ingresos familiares y creemos que hacer exigible algo que no hace a la educación como es el uniforme, sería un despropósito», puntualizó.

Un poco de historia…

Las primeras instituciones educativas en el mundo que instauraron el uso de uniformes fueron las religiosas, principalmente durante el siglo XIX.

Desde varios siglos antes, las diferentes órdenes religiosas usaban atuendos para diferenciarse entre sí, por lo que en sus escuelas implantaron una regla similar con la intención de evitar la distinción de las clases sociales entre sus alumnos.

De esta manera, al tener todas las mismas vestimentas, se intentaba que prevaleciera la igualdad entre ellos.

En la actualidad la mayoría de países de Europa, Asia y América utilizan uniformes escolares como tradición e identificación de estar incorporado a una institución como lo es la escuela o centro educativo.

Hasta 1930, no era muy común que las escuelas y colegios en Chile impusieran un uniforme para sus alumnos. Fue en el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo que se estableció la obligatoriedad de que las instituciones de educación primaria y secundaria establecieran tenida uniformada para los estudiantes.

Las razones para ello son variadas, pero la principal era el intento de eliminar la discriminación y promover la educación, en un país con una considerable tasa de niños sin estudiar. Si bien esto último no llegó a prosperar, el uniforme se impuso como distintivo entre la educación escolar y la universitaria, que no aceptó la imposición de tal medida.


Deja un comentario