La oficina virtual se sitúa como una solución para los emprendedores ante el Covid-19