5 Alternativas de cambio de mesa para su guardería

mesa para su guardería.

Si estás limitado en espacio o escaso de dinero, puedes preguntarte si es realmente necesario una mesa para su guardería. Mientras que un lugar para cambiar a tu pequeño monstruo de meneo es un deber, estas alternativas pueden resolverte el tener este mueble.

Un cambiador tradicional ocupa mucho espacio y puede costar más de 200 dólares, una inversión considerable dada la rapidez con la que superan su utilidad. No hay nada malo en comprar el cambiador de tus sueños (o en elegir una opción de segunda mano), pero hay posibilidades más prácticas si quieres aprovechar al máximo tu espacio y tu presupuesto.

Cuando busques una alternativa más inteligente para el cambiador, prueba una de estas ingeniosas soluciones.

El combo de vestidor/cambio de estación

En lugar de comprar un cambiador tradicional, opte por un cambiador bajo y resistente y conviértalo en una estación de cambio temporal. Elija un cambiador acolchado con los lados levantados, y asegúrelo en la parte superior. Combínalo con un juego de bonitas cestas de mimbre o contenedores de tela para guardar pañales y otras necesidades, y tendrás todo lo que necesites al alcance de la mano. Se beneficiará del almacenamiento extra que proporciona un aparador y a la larga le dará más uso a su compra.

La mesa de cambio plegable

Un cambiador incorporado y plegable puede ser exactamente lo que buscas cuando trabajas en un espacio excepcionalmente pequeño. Estas ingeniosas creaciones se pliegan en la pared para proporcionar una superficie cambiante resistente que puede ser fácilmente escondida cuando no se utiliza. También le permiten aprovechar el espacio que de otro modo sería inútil, como la pared detrás de la puerta.

Aunque es posible comprar un modelo montado en la pared, puedes construir tu propia mesa plegable siguiendo unas sencillas instrucciones en línea, como las de la Red DIY. Dado que el modelo casero está construido en la pared, ocupa menos espacio. Incluso puedes convertirla en una estación de trabajo plegable para niños en el futuro.

Alternativa de mesa de cambio: Hamaca plegable

Si te gusta la idea de un cambiador plegable pero no te gusta tanto empezar a hacer agujeros en la pared, un cambiador plegable o portátil es una buena opción. Proporciona muchos de los mismos beneficios que un cambiador incorporado sin el complicado proceso de instalación, lo que lo convierte en una opción más práctica para los padres que alquilan su casa.

Estos económicos cambiadores autónomos se pliegan detrás de la puerta o se pueden poner en el armario cuando no se utilizan, lo que los hace perfectos para pequeñas guarderías con espacio limitado. Ligero y portátil, el cambiador plegable también es un útil compañero del moisés del dormitorio, proporcionando una superficie de cambio práctica durante los primeros meses cuando el bebé puede estar en su dormitorio.

La mesa de cambio de la cuna

Puede que no sea sofisticado, pero un cambiador de cuna obtiene puntos extra por su practicidad. Diseñadas para encajar horizontalmente en la parte superior de la cuna, estas pequeñas bandejas de madera proporcionan una superficie de cambio perfecta. Cuando termines, sólo tienes que deslizar toda la unidad bajo la cuna.

Estación de cambio de pañales

Todo lo que necesitas para cambiar a tu pequeño es una superficie plana, un tapete lavable y tus pañales. En lugar de gastar dinero en un cambiador, ¿por qué no invertir en unos cuantos robustos caddies y un par de grandes cambiadores portátiles? Guarda estos cambiadores listos para usar en la casa, y dondequiera que estés, siempre tendrás tus suministros a mano.

Deja un comentario