¿Qué importancia tiene la apariencia en el trabajo?